Ambicioso proyecto de seguridad en los vehículos Volvo

El fabricante sueco de automóviles Volvo tiene ante sí un difícil reto por el que pretende impedir que en sus vehículos se produzcan accidentes que conlleven la muerte de sus ocupantes o que estos queden heridos de gravedad. Para que se cumpla este ambicioso objetivo, Volvo quiere ir un paso más allá desarrollando elementos de seguridad que estén adaptados al modo en el que se comportan los conductores al volante.

Y es que hoy en día no solamente conducimos, también andamos pendientes del navegador o hablamos por el teléfono móvil, por ejemplo, de ahí que los proyectos de seguridad de los nuevos coches han de incorporarse en función de estos y otros muchos condicionantes.

Jan Ivarsson, director Senior de estrategia y requisitos de seguridad de la empresa Volvo, ha sido el encargado de expresar la línea en la que la fábrica de Gotemburgo basará sus nuevos elementos de protección y seguridad, los mismos que se sustentarán en tres pilares fundamentales: evitar los golpes con los animales en libertad, mantenerse en el carril e impedir la siniestralidad en intersecciones y cruces, si bien informa de que se encuentra trabajando también en sistemas que permitan la conducción automatizada.

Este último adelanto sería muy útil en los atascos que se producen en las entradas y salidas de las ciudades, permitiendo al conductor solo una pequeña intervención y dejando al automóvil el papel de controlar el uso del motor, los frenos o la dirección durante los pequeños avances mediante el uso de un sensor y una cámara que pueden controlar al coche que circula delante.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *