Cada vez es más complicado cambiar las luces a los coches

Luces delanteras

Es raro que a alguien no se le haya pinchado alguna vez una rueda o fundido una bombilla del coche. Si antes parecía que entre estas dos tareas la más sencilla de resolver era la segunda, ahora parece que cambiar una rueda es un juego de niños en comparación con el cambio de luces de algunos vehículos.

Más de una hora

En los coches menos modernos normalmente basta con desenroscar el soporte de la bombilla y posteriormente quitar la misma, procediendo en unos segundos a su sustitución y puede que ni siquiera tengamos las manos sucias, pero en muchos coches modernos la cosa cambia. Algunos modelos requieren desmontar piezas del vehículo tales como filtros o incluso el paragolpes delantero para poder cambiar una única bombilla, algo que puede llevarnos a facturas superiores a 100 euros en un taller entre unas cosas y otras.

Quizás habría que preguntarse hacia donde estamos enfocando los esfuerzos con los coches, porque la impresión que da hoy en día es que si te compras un coche nuevo vas a tener que pasar por el taller a mil cosas. Si no es el firmware del coche quizás sea una luz imposible de acceder, o el sensor de un airbag que está escondido en las mismísimas entrañas del mismo.

La cuestión es que en lugar de evolucionar hacia la sencillez y la sofisticación, evolucionamos hacia la complejidad. Y tradicionalmente las cosas simples funcionan mejor y se estropean menos, pero parece que eso no interesa.

 

Te puede interesar

Categorías

General

Carlos Sánchez

Apasionado de los coches desde el nacimiento, y desde que legalmente pude de la conducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *