Coches de pelicula: El Mirthmobile

Aquellos quienes crecimos en la llamada “Generación X” tenemos nuestros iconos musicales, fílmicos, filosóficos y por supuesto del mundo del motor. La  Generación X  (adolescentes y jóvenes adultos a principios de los 90’s) idolatraba todo aquello que iba en contra de lo establecido, y en el mundo del motor esa época era sinónimo de minivans Chrysler,  coches compactos japoneses y SUV usadas para ir de compras o para llevar a los críos al cole. Si tu coche estaba en esos segmentos, eras parte del sistema que tanto odiabas.

Dada la pésima red de transporte colectivo de los Estados Unidos, la gente joven se veía en la necesidad de adquirir un coche, y que coches mas contestatarios que aquellos que habían sido repudiados por sus padres como el Merlin, Ford Pinto, AMC Pacer o Ford Mustang II. Estos coches habían surgido de la necesidad de mediados de los 70 de sacar al mercado coches económicos, fáciles de mantener y de bajo costo operativo. La consecuencia de una industria acostumbrada a producir coches enormes devoradores de octanos fue la producción en serie de coches poco seguros, de baja calidad y una apariencia francamente difícil de  asimilar.

Uno de los coches icónicos de la generación X fue el “Mirthmobile” un AMC Pacer del año 1976 que fue conducido por Garth (coprotagonista de Wayne’s World)y fue mudo testigo de las aventuras y desventuras de estos rockeros de principio de los 90’s.

Este Pacer representaba dentro de la película (y su secuela) , mas que un medio de transporte, un caballo de batalla y un fiel amigo que siempre estaba ahí para ayudar cuando se necesita, a la vez de hacer mofa de los medios de transportes de los jóvenes adultos en una era de desilusión y desconformidad.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *