Como Dan Wheldon ayudó a crear un automovilismo más seguro

El dos veces ganador de Indy 500, Dan Wheldon, no fue sólo un gran piloto, sino que también jugó un papel clave en la prueba del coche de nueva generación que se estrenará la próxima temporada en la Fórmula IndyCar.

La pérdida de Wheldon durante la final de la temporada en Las Vegas hizo que se cuestionaran muchos aspectos  sobre la seguridad de los monoplazas. Lo que es especialmente trágico es que en el último año Wheldon había jugado un papel crucial en el desarrollo de una nueva generación de coches Indy que ofrecían mayor seguridad y que entrarían en competición el próximo año. Wheldon había sido el piloto de pruebas del nuevo coche construido con un chasis creado por Dallara, en Italia, que se estima que sea por lo menos 30 % más seguro que el chasis al que sustituye.

Los accidentes frontales y sus efectos dinámicos con fuerza opuesta a la dirección del coche, y los impactos con las barandillas o muros de pista, tienden a producir las lesiones más graves, por lo que el objetivo principal del nuevo modelo a introducir la próxima temporada es crear  más espacio de compresión en estructuras deformables que amortigüen el impacto y reduzcan la desaceleración súbita que causan las lesiones. Por lo tanto, la nueva estructura del monoplaza ubica al conductor 20 centímetros más atrás en una cabina que es más ancha, más larga, y rodeado de espuma de alto impacto.

Una de las últimas palabras de Wheldon a la prensa especializada de en seguridad automovilística fueron “Creo que hemos hecho enormes avances a partir de un punto de vista de seguridad”, en relación con la implementación del nuevo coche en la temporada 2012 de la fórmula Indy. Irónicamente, el accidente que le costó la vida no le hubiese matado de haber llevado el coche que él mismo ayudó a diseñar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *