Consejos para comprar de segunda mano: la pintura

Consejos para comprar de segunda mano, la pintura

La función principal de la pintura que utilizan los coches es la de mejorar el aspecto externo del vehículo para adecuarlo a la estética deseada, pero también, en otras de sus funciones, cabe destacar que ayuda a mantener la chapa del coche protegida de las inclemencias del tiempo y del exterior.

En los últimos tiempos se ha tendido de forma general a comprar coches que llevan la pintura metalizada ya que estás se han ganado una buena fama de resistir mejor que las pinturas de colores sólidos al tiempo. Y la verdad es que los elementos metálicos que puedan conformar una pintura no inciden demasiado en estas cuestiones.

En primer lugar, la pintura de base acrílica es la que mayor resistencia al sol ofrece y la que mejor sobrevive al paso de los años. Dentro de los colores que se suelen emplear, la pintura roja, por ejemplo, es de las que más mala fama tiene puesto que es de las que peor envejece y más sufre con los rayos del sol, sin embargo, en este tono, el uso de pintura metalizada sí que puede ser útil para darle una mayor vida y mejor aspecto con el tiempo.

El color blanco, como todos saben, es el que mejor aguanta el castigo de los rayos solares y por ello suele ser unas de las elecciones principales por parte de los compradores, aunque probablemente se deba a una elección únicamente de carácter temporal.

En el momento de comprar un coche de segunda mano, el buen aspecto que presente su carrocería y, en especial, el aspecto de la pintura es lo que nos debe ayudar a decantarnos a pagar un precio u otro por un coche.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *