Consejos para cuidar bien los faros

Consejos para cuidar bien los faros

Es por todos conocida la función tan importante que ejercen los faros de nuestro coche para mantener la seguridad vial cuando cae la noche. No solamente cumplen con la función de poder ver bien lo que ocurre en la carretera, sino que también sirve para que otros conductores nos puedan ver a nosotros. Por ello, un cuidado de estos elementos es casi obligatorio para poder seguir gozando de ellos durante muchos kilómetros.

En primer lugar, es recomendable –según los fabricantes- cambiar las lámparas o cada 50000 kilómetros o cada dos años de uso, ya que después de todo este uso, se estima que la eficacia de los faros habrá bajado hasta en un veinte por ciento. Por el contrario, el uso de los famosos faros de xenón no necesita de estos cuidados ya que los faros suelen durar tanto o más que el propio vehículo, lo cual es una buena inversión tanto en seguridad como en dinero y tiempo.

Limpiar bien los faros es sumamente necesario, ya que las cúpulas que albergan las bombillas deben estar sin humedad y completamente limpias o se disminuirá en un tercio la visibilidad de los faros durante la conducción.

Hay que mantener también una revisión cuidada de las bombillas cada cierto tiempo y sustituir estas siempre que se fundan, esto hay que tenerlo más en cuenta cuando se trate de un coche que encienda y apague las luces de forma automática, ya que el exceso de uso provoca que se fundan más fácilmente.

Finalmente es importante modificar levemente el reglaje de los faros siempre que tengamos el vehículo bien cargado, pues así, el coche se inclina un poco más con el riesgo de deslumbrar a otros conductores cuando conduzcamos de noche.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   MARTIN dijo

    ben a conocer los mejores coches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *