Darle una segunda vida a las baterías

darle una segunda vida a las baterías

Ya casi están aquí y todavía quedan muchas dudas pendientes de resolver, sin embargo, las grandes compañías se están aliando para tratar de buscar soluciones a estas incógnitas. Los vehículos eléctricos serán una parte más del mercado y se pretende que terminen por coparlo en el futuro, dando así pasaporte al encantador olor a gasolina. Para esto, ya medio año, GM y el grupo ABB firmaron un acuerdo para desarrollar proyectos de investigación que se dedicasen a enfocar propuestas novedosas para simplificar la llegada de los EV.

El primer neologismo que se formó en la mente de los ideólogos fue la palabra “electrolinera”. Pero siguiendo con el espíritu de reciclaje que acompaña al coche eléctrico, se pensó en un sistema que pudiera almacenar la electricidad sobrante de las baterías usadas de otros coches con tal de ayudar a recopilar energía en caso de bajadas de tensión o incluso como recargas rápidas en momentos concretos de la conducción. Se ha confirmado que la típica batería de ión de litio únicamente gasta un 30% de su carga, con lo que el setenta restante todavía es utilizable para este tipo de coches.

Esta misma semana, el martes, ambas compañías hicieron una demostración de esta capacidad para almacenar electricidad de sistemas ya en desuso, para esta “demo” usaron un Chevrolet Volt.  GM y ABB también están trabajando en un prototipo de turbinas para aprovechar la energía del viento y recargar fuentes propias de energía del coche, ya que estos excedentes serían muy útiles en trayectos largos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *