El fabricante noruego Think se declara en bancarrota

Think City

Think, una de las empresas que más años lleva dentro del mercado de los coches eléctricos, ha comunicado que se encuentra en bancarrota. Concretamente lo ha hecho el proveedor de baterías de la marca noruega, Ener1, el cual tenía firmado un contrato de cuatro años con Think, para abastecerle de paquetes acumuladores.

Esta comunicación no es a estas alturas ninguna sorpresa. Hace un tiempo, esta misma marca se declaró insolvente y últimamente parece que los pequeños fabricantes del sector de los vehículos eléctricos tienen muy difícil seguir adelante.

Desde que grandes empresas del mundo del automóvil, como Renault, Nissan o Ford, anunciaron que iban a lanzar al mercado sus modelos propios sin emisiones, el fin de los pequeños fabricantes estaba cantado.

Los coches que han comercializado empresas similares a Think, poseen unas dimensiones muy reducidas y unas capacidades para su uso fuera de la ciudad muy limitadas. Esto unido a su alto precio y sus pocas prestaciones, hace que las ventas de estos tipos de vehículos no hayan respondido a las expectativas.

El único modelo comercializado por Think, es decir, el City, esta basado en modelos de los años 90. Su primera versión data de 1999 y ha ido evolucionando desde entonces hasta la actualidad. De haber tenido éxito este modelo, Think hubiera lanzado el Ox Concept, un pequeño monovolumen moderno y competitivo, que supera con creces a su predecesor.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *