El Papa Francisco revisa la flota de coches del Vaticano

bergoglio-coche--644x362_570x275_scaled_cropp

El Papa Francisco ya mostró su austeridad desde el primer momento en ser elegido como el nuevo pontífice de la iglesia católica. Tras salir del cónclave de su elección, en la puerta lo esperaba una flamante Mercedes negro  completamente blindado, pero él decidió subirse a uno de los microbuses romanos con los demás cardenales.

Ahora lo demuestra una vez más queriendo revisar la flota de coches que posee el Vaticano. El noble garaje de la Iglesia, sólo en su sede del Vaticano posee diez automóviles pertenecientes al Santo Padre, todos matriculados con “SCV 1” (Stato Cittá Vaticano 1) que corresponde a la sede Papal. Entre ellos se encuentran tres papamóviles cubiertos para sus viajes, un papamóvil descubierto para la plaza de San Pedro, dos Mercedes blindados, un microbús y algún que otro vehículo menor.

Aparte de estos, el garaje del estado del Vaticano posee medio centenar de coches entre los que se incluyen Mercedes y otros coches de grandes marcas, en general de color negro o azul oscuro. Todos estos están al servicio de los cardenales o los jefes de departamento de la alto curia romana.

De forma paradójica los coches más caros del Vaticano han sido regalos por parte de las marcas como de Mercedes-Benz, Fiat, BMW o Renault.

El Papa revisando los garajes del estado del Vaticano quiere deshacerse de los actuales coches de lujo y quedarse con los de gama media, como su actual  Ford Focus con el que hace todos sus traslados por la ciudad ahora. Con esto espera arreglar la situación de una Iglesia de lujo en un mundo de crisis.

Más información – Mercedes Benz está construyendo un Papamóvil ecológico

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *