En Holanda los radares se ponen gracias a los GPS

TomTom Holanda

Gracias a los datos que proceden de los usuarios de los servicios de navegación TomTom GPS, la Policía holandesa está colocando radares de velocidad y cámaras en las zonas en las que se suele circular a una velocidad por encima de la que está prevista por ley. Así lo ha informado la empresa en una carta que ha dirigido a sus clientes.

La política de empresa de TomTom, según ha asegurado la propia compañía, hace que se cedan de forma anónima los datos registrados en los navegadores, a la Policía de Holanda. El fin de esta actividad es llevar a cabo acciones que puedan repercutir en la fluidez del tráfico y en la mejora de la seguridad vial.

Pese a que TomTom asegura que esta medida se lleva a cabo para hacer las carreteras más seguras y menos congestionadas, la firma ha tenido conocimiento de que la Policía del país ha utilizado estas informaciones de los navegadores para colocar radares en lugares donde la velocidad media es superior a la permitida.

La empresa ha explicado que a muchos clientes no les gusta esta práctica y está estudiando métodos para poder pararla. Asimismo, se ha recordado que siempre se solicita la aprobación del cliente para recopilar este tipo de informaciones y éstos tienen la opción de bloquear esta acción. TomTom finalizó recordando que todos estos datos ofrecidos a la policía son de carácter anónimo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *