Evolución de los coches híbridos

Alimentación en motores eléctricos

Aunque en muchos países del mundo ya estaban usando más este tipo de alternativa en los vehículos, en España empezaron relativamente tarde alrededor de los últimos tres años. Y fueron los taxistas los primeros que quisieron probar las ventajas que ofrece este tipo de vehículo.

Este tipo de tecnología hace frente al coche eléctrico y al coche que solo funciona con combustible fósil, ya que implanta los dos tipos de energía y es el propio coche el que gestiona de una manera autónoma que energía y cuanta cantidad utiliza y necesita en cada momento.

La distribución de los motores en el propio vehículo se realiza de la siguiente manera, el motor de combustión está situado en la parte delantera o capo, (como en la mayoría de los demás coches) junto al motor eléctrico que es alimentado por una batería de alto voltaje situada en el maletero que se recarga automáticamente gracias a un generador que aprovecha las frenadas propias de la conducción y el propio movimiento del vehículo cuando no estamos haciendo uso del acelerador.

Frente a esto, los coches 100% eléctricos, tienen la ventaja de que no utilizan ningún tipo de combustible fósil, pero las baterías empleadas en ellos, son muy caras y el alquiler de ellas ronda alrededor los 80€ mensuales. Por lo que actualmente no se están comercializando demasiado.

Otra ventaja de los coches híbridos frente a los de combustión (aparte de la notable reducción de gasolina), es el tipo de conducción, ya que es mucho más silenciosa y agradable, así como más suave y con menos acelerones y frenadas. Sin embargo, los coches híbridos, también disponen de la opción para circular en modo Sport, utilizando solo en motor térmico de gasolina, así como dos opciones más, como son la de Hibrid, que es la normal utilizada por el vehículo y que gestiona los dos motores mencionados anteriormente; y la del modo solo eléctrico que tiene ciertas limitaciones ya que depende de la carga actual en el momento de la utilización de la batería y tiene una autonomía muy corta de unos 5 km no pudiendo superar los 60 km/h.

Otra forma de ahorrar para que nuestra cartera lo note, consiste en repostar pagando con la Tarjeta Gold para aprovecharnos de sus descuentos.

No cabe duda de que el petróleo se está agotando y cada vez es más caro obtenerlo, por lo que el tipo de conducción y nuestra propia percepción de los vehículos deben cambiar para que todos podamos seguir disfrutando del placer que es conducir.

Más información – Cada vez más taxistas usan coches eléctricos

Foto – Flickr

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *