La Fibra de Carbono da un nuevo salto de calidad con las impresoras 3D

Go 3D Printing

Innumerables son las nuevas tecnologías que van llegando poco a poco al mundo del automóvil. Las hay de todo tipo, desde reconocimientos faciales para futuros perfiles de conductores, hasta nueva tecnologías relacionadas con las pilas de combustibles. Sin embargo, creo firmemente que la verdadera revolución en el mundo del motor, dejando a un lado las evoluciones de los motores, estará centrada en nuevos procesos de producción, y también nuevos materiales. Y quizás uno de los elementos que todavía queda más por explotar es la fibra de carbono, mas que nada porque es un material caro, y difícil de manipular. Dos factores que no ayudan en la producción de nuevos modelos.

Quizás por ello, Nissan ya adelantó una tecnología durante el pasado 2013 en el Salón de Tokyo, sugiriendo que quizás el compromiso entre una producción barata y manejable de la fibra de carbono, pueda dar un salto de calidad gracias a las nuevas impresoras 3D. Para ello, Nissan ya presentó durante ese evento el nuevo IDx NISMO Concept Car que tenía como característica que podían cambiarse ciertas partes intercambiables y que hipotéticamente podrían intercambiarse por otras partes mejoradas, como si de un Lego se tratase. Un concepto muy interesante.

Evidentemente, todavía queda mucho para ver cómo las impresoras 3D toman las fábricas de la automoción para producir partes realizadas en fibra de carbono, y posteriormente ensamblarlas en futuros modelos. Sin embargo, quizás en un futuro no muy lejano esto sea totalmente posible, dado que las impresoras 3D están mejorando por momentos. Sino, imaginaos nuevas suspensiones que puedan llegar a imprimirse según la variante del modelo que elijamos comprar. Sin duda, el rendimiento de estos nuevos modelos serían potenciados, tal y como las nuevas plataformas modulares de aluminio y acero ya están haciendo en la mayoría de los modelos de hoy en día.

Desde un punto de vista técnico, estas impresoras 3D previstas para un prototipado y manufacturación rápida de componentes, está basada en las ventajas que ofrecen las computadoras de control numérico. Y puesto que el procesado numérico ya no es hoy en día un reto tecnológico, que una impresora en 3D pueda producir figuras complejas bajo la fibra de carbono es sólo una cuestión de tiempo, y no una cuestión de si llegará a producirse o no este salto tecnológico. De momento, las impresoras 3D se centran en el plástico, y nuevas tecnologías como el propio plástico reforzado con fibra de carbono, ya están llegando a nuestros coches.

Actualmente, ya existe la primera impresora 3D capaz de producir grandes partes en fibra de carbono, aunque se encuentra en fase experimental, y es un sistema muy caro. Pero la compañía MarkForged sabe bien que si impresora Mark One es la precursora, y gracias a ingenieros provenientes del MIT como Greg Mark (especializado además en tecnología aeroespacial), ya están desarrollando partes como alerones para la alta competición fabricados en fibra de carbono, de una forma más fácil de fabricar que la manera tradicional de resina y horno para secar la fibra de carbono (la Formula 1 se frotará las manos, creedme).

Esto es algo que el propio Greg Mark sabe perfectamente, ya que en relación a la Formula 1 y futuros fabricantes, el ingeniero ha declarado recientemente que:

Imagínate cómo de rápido podrían experimentar con las diferentes fuerzas aerodinámicas que pueden generar cada coche entre una carrera y otra. Podrías construir el chasis de un coche totalmente en tan sólo una semana o imprimir una suspensión para mejorar su comportamiento durante el ciclo de vida de estos modelos de competición.

Un potencial tan grande que sólo la imaginación podría poder límites. Pero para ello, habrá que esperar hasta el 2017, que será cuando las impresoras en 3D para la impresión de la fibra de carbono serán lanzadas. Al menos la Mark One. Y seguro que ya hay compradores.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *