La crisis de Renault

 

Es cierto que muchas marcas de coches están pasando por momentos difíciles, por desgracia en los últimos meses hemos tenido que informar como monstruos de la industria del motor declaran pérdidas, como es el caso de Fiat con todo su grupo de filiales, pero en este caso la crisis de Renault comienza a tener consecuencias en cuanto a la calidad de modelos que presentan y a la renovación de los que ya conocemos.

Se especulaba con una inminente llegada de las nuevas generaciones del Renault Escape y del Renault Laguna, pero parece que tenemos que armarnos de paciencia para poder esperar este suceso y es que desde Francia se han llegado rumores de postergación, lo cual es uno de los peores síntomas para una marca, sobre todo para una como Renault, la cual nos tiene acostumbrados a renovar sus coches con mucha frecuencia.

Parece que todo tiene que ver con ser cuidadosos, o al menos así lo ven algunos medios de comunicación, ya que si bien la marca sigue pasando por meses oscuros, de a poco algunos especialistas muestran símbolos de recuperación, pero también parece que una medida como la postergación de dos nueva generaciones puede tener un impacto directo entre las acciones de la marca lo cual también es contraproducente.

Es que además el tiempo que se ha dado llama la atención, se estima que estos dos coches no recibirán actualización alguna hasta el 2015, en donde tendrán que ir a una actualización muy profunda, aunque todo parece coincidir con la llegada a la vida de la nueva planta de la marca francesa de Douai, en donde se trabajaría en reconquistar el mercado que con seguridad irán perdiendo en estos años sin actualización.

Más información – Francia pide ayuda a la UE para frenar la entrada de coches coreanos 

Fuente – Carsession

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *