La presión de los neumáticos: cuidados.

la presión de los neumáticos

La presión de los neumáticos es uno de los elementos que mayor cuidado requieren ya que está muy al alcance de nuestras posibilidades el hecho de poder administrarlo cuando es necesario . Cada marca de coches propone diferentes tipos de neumáticos para sus modelos en función del peso, el tamaño, el rendimiento, etcétera. Los más importantes son los criterios de peso y velocidad a la hora de apostar por unos buenos neumáticos y la presión a la que deben rodar.

Lo normal es que la información necesaria para conocer qué presión es la adecuada para las ruedas de nuestro vehículo se encuentre justo en la puertecita de acceso al depósito de gasolina o, si no, en el marco de la puerta de entrada del conductor. También es lo usual encontrar esta información en el manual de usuario del coche y las más raras de las veces cerca del motor.

Es importante considerar dos cosas para manipular la presión de sus neumáticos: si el vehículo esta con mucha carga o en autopista, o bien si el coche tiene una carga simple o normal. La presión siempre debe comprobarse con el vehículo en frío y que no haya recorrido más de cinco kilómetros en las últimas horas. Si este no es el caso, simplemente hay que sumar 0.3 bares a la presión que se nos indique en los manuales. Una cosa muy importante a tener en cuenta es que nunca se debe reducir la presión de las ruedas en caliente. También es necesario cambiar los tapones de las válvulas siempre que se monten unos neumáticos nuevos con tal de cerrar bien siempre.

Un neumático inflado por debajo de lo necesario siempre puede reventar en cualquier instante además de que se desgasta con mucha más violencia, y ayudará a aumentar el gasto de gasolina.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *