La subida del IVA, mazazo a la industria automovilística

El actual presidente del ejecutivo, Mariano Rajoy, se ha visto obligado a comunicar las  medidas económicas más severas de cuantas se han adoptado con el objetivo de poder vislumbrar una salida a la grave crisis económica actual. Una de ellas anuncia una nueva subida del impuesto del valor añadido, que se incrementará en tres puntos, quedando en el 21%. Si aplicamos esta subida al sector del automóvil no hay que ser un experto en la materia para vaticinar una hecatombe en las ventas, ya de por sí muy perjudicadas por la escasez de recursos propios y financiación externa de las familias y empresas españolas.

Las reacciones no se han hecho esperar. Desde la ANFAC (asociación española de fabricantes de automóviles) han vuelto a insistir en que una subida de este tipo no ayuda a estimular el consumo y sí a envejecer de forma drástica el parque automovilístico. Desde la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), su presidente se apresura en ver una caída de proporciones similares al 2010 cuando el IVA aumentó hasta el 18%, e insiste al gobierno a instaurar un sistema de subvenciones por compra de vehículos que ayude a paliar las consecuencias.

Por su parte, Juan Antonio Sánchez-Torres, presidente de la Asociación Nacional de vendedores de vehículos a motor, reparación y recambios (Ganvam), califica la situación como “la gota que colma el vaso”,  y considera que para muchos concesionarios esta será la vía directa para el cierre definitivo porque actualmente ya se encuentran en una complicada situación de liquidez.

Lo que se desconoce es si se producirá un aumento significativo en las ventas antes de que entre en vigor la citada subida, aunque desde las propias patronales animan a hacerlo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *