Los imprudentes al volante podrían acabar en la cárcel

Accidente de tráfico

Según ha anunciado Bartolomé Vargas, Fiscal de Seguridad Vial, los conductores que provoquen un accidente de tráfico cuyo resultado sea la muerte o heridas graves, podrán ser imputados por el delito de homicidio imprudente o de lesiones. Esto se dará si la imprudencia cometida es considerada grave.

Vargas ha ofrecido unos datos estadísticos sobre los delitos a la seguridad vial y ha señalado varios nuevos supuestos: conducir a más de 150 km/h, circular con una tasa de alcoholemia superior a la permitida, usar el móvil al volante, no guardar la distancia de seguridad y no guardar los tiempos de descanso recomendados para los viajes de largo recorrido.

El delito de homicidio imprudente está castigado por penas de cárcel desde uno hasta cuatro años, mientras que el de lesiones graves con entre tres meses y tres años de prisión.

Gracias a estas nuevas imputaciones contra los conductores que estén involucrados en accidentes de tráfico de carácter grave, “se pretende elevar la respuesta penal y luchar contra lacras como la velocidad o el alcohol al volante“, en palabras del Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas.

Estas medidas han sido acordadas en una reunión acaecida recientemente, entre Vargas y los responsables policiales de seguridad vial en el territorio nacional.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Seguros de coches dijo

    Los seguros de coche no deberían incitar a aquellos conductores que beben a cubrir sus daños y accidentes. Los conductores que ingieren alcohol antes de coger el volante saben a lo que se exponen y más que protegerlos deberían ser fraccionados de alguna manera por la compañía aseguradora.

  2. Pues me parece lo mejor, quizá así la gente se conciencie de que le coche no es un juguete y que puede acabar con la vida por hacer tantas locuras conduciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *