Mantenimiento básico de los neumáticos

La atención adecuada de los neumáticos es simple y fácil. Los expertos aseguran que con tan solo 5 minutos dedicados al mes y antes de un viaje largo sería suficiente para comprobar el estado y funcionamiento de los neumáticos, incluida la de repuesto.

Solo tomando en cuenta los factores básicos en el mantenimiento de las cubiertas podemos extender su vida útil y evitar cualquier inconveniente peligroso.

Los puntos que el conductor debe tomar en cuenta en las revisiones de neumáticos son los siguientes:

Presión: un nivel de llenado de aire por debajo de lo recomendado produce una exigencia innecesaria de la superficie del neumático, desgaste irregular, pérdida de control y, en peores casos,  accidentes. Un neumático puede perder hasta la mitad de su presión sin llegar a ser evidente que necesita aire.

Alineación: una mala sacudida de la dirección por golpear un bordillo o un bache puede terminar afectando la alineación y dañar los neumáticos. Los problemas de alineación son fácilmente comprobables por la pérdida del trayecto recto cuando se sueltan las manos del volante cuando el coche circula. Si se detecta esto, acuda a un distribuidor de neumáticos y  asegúrate de que tu coche está bien alineado.

Rotación: el intercambio de ubicación de los neumáticos de tu vehículo ayudará a lograr un desgaste más uniforme. Los manuales de propietario del vehículo suelen tener  una recomendación específica para la rotación, la cual suele ser cada 8.000 km y cambiando las ruedas de lugar diametralmente opuesto, es decir, de posición frontal izquierda a trasera derecha y así.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *