Se subasta un Aston Martin DB3S

Como sabes, hay algunos coches que suelen venderse más caros solo porque en realidad son más caros, por su relevancia, trayectoria o por ser antiguos, no se sabe bien por qué son. Sin embargo, cuando de un coche solo se hicieron 31 modelos, la importancia del coche es algo de vital importancia. Y eso es lo que le pasa al Aston Martin DB3S, un coche del que quedan muy pocas unidades.

Eso sí, el próximo 18 de agosto uno de los coches pasará de unas manos a otras porque se llevará a cabo una subasta que se espera alcance la cifra de 3,5 o 4 millones de dólares, todo un lujo para quien pueda pagarlo.

De esos 31 modelos de coche que se crearon, 11 estaban hechos para competir, y se vendieron prácticamente todos, 20 de ellos se vendieron a clientes particulares mientras que los de competición tuvieron un poco menos de suerte.

En concreto el coche que se subasta ahora es el DB3S/118, uno de los coches “de calle”, realizado con una longitud de 3.910 mm y 1.500 mm de anchura, junto a 1.040 mm de altura. Tiene 210 caballos y 2.992 cc en su motor, con caja de cambios, no de cinco, sino de cuatro velocidades, capaz de alcanzar grandes distancias en poco tiempo.

El coche perteneció en un primer momento al piloto holandés Hans David con el que logró el tercer puesto en Goodwood, allá por el año 1956. El coche fue vendido entonces a un capitán de la marina que se lo llevó a su país natal, Estados Unidos, y allí el coche volvió a ganar premios. Así paso a Joe Lubin, y con él sufrió algunos golpes serios en la carrocería.

Lubín lo reparó y lo mantuvo en su haber hasta 1964 hasta que se lo cedió a un coleccionista, Richard Felt. Hasta 1992 el coche pasó desapercibido hasta Chris Salyer, un coleccionista que lo estaba buscando.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *