Sigue la controversia por el consumo homologado y el real

Medidor de gasolina

Cualquiera que haya realizado una prueba al consumo de un coche se las habrá visto y deseado para lograr los consumos homologados que ofrecen las marcas en las fichas técnicas, algo que es casi imposible de igualar ya que los test se desarrollan de forma que tienen poco que ver con la circulación real, donde hay muchos más acelerones y parones que en una prueba preprogramada. Pero con los híbridos el lío ha sido de aúpa.

Demasiado poco

Ford presentó recientemente unas cifras impresionantes en consumo homologado para su nuevo C-MAX Hybrid, cifras a las que los periodistas en sus pruebas no consiguieron llegar a pesar de usar todas las técnicas de ahorro de combustible conocidas. El pequeño monovolumen de Ford presentaba unos 5l/100km de consumo con un motor 2.0 de casi 200 CV, un ajuste impresionante si no fuera porque en la realidad es imposible lograrlo, al menos con semejante cilindrada.

Tras la controversia generada por este hecho se han pronunciado organismos oficiales como la EPA, que ha sorprendido diciendo que los test son fiables y totalmente veraces. Eso nadie lo niega, pero la lógica indica que las cifras homologadas deberían ser acordes con lo que nos vamos a encontrar cuando compramos el coche, mientras que lo que descubrimos es que el consumo homologado se queda uno o dos litros por debajo, un 20 o 30% de diferencia habitualmente con lo que el fabricante nos dice que consume el vehículo.

En Europa tampoco hay planes de que los test cambien, por lo que de momento el consejo a la hora de comprar un coche es claro: cuando mires las cifras homologadas ponle al menos un litro más de consumo para obtener una cifra acorde con el mundo en el que vivimos.

 

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Carlos Sánchez

Apasionado de los coches desde el nacimiento, y desde que legalmente pude de la conducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *