Una tormenta se convierte en la peor enemiga de Ford

Una tormenta muy fuerte que sucedió en los últimos días ha dado como resultado que la factoría de Ford haya declarado que el 95% de los vehículos que tenían en esta planta se vieran seriamente afectados por la fuerza de la naturaleza, es que las lluvias que han caído son muy fuertes, por lo que han afectado a cerca de 3500 coches nuevos que estaban en la fábrica de Genk, sobre todo los problemas han tenido que ver con la carrocería que sufrió muchas abolladuras productos de la potencia del granizo que cayó en bolas de hasta 4 centímetro de diámetro.

Este anuncio ha alarmado sobre manera a todo el mundo automotor ya que se estima que los daños y los problemas han repercutido sobre el 95% del parque automovilístico que se encontraba aparcado en los terrenos exteriores de esta fábrica de Ford, los modelos más afectado son el Mondeo, Galaxy y S-MAX, ahora todos estos modelos que estaban listos para salir al mercado, deberán ser reparados para después si hacerlos llegar a los concesionarios de la empresa.

Como es previsible la empresa sufrirá por esto un retraso importante en la entrega de los coches, se calcula que el tiempo será aproximadamente de 3 a 4 semanas, todo depende de los daños encontrados en cada uno de los coches, esto obviamente no ha caído bien en los clientes que habían adquirido uno de los modelos nuevos de Ford de manera anticipada.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *