Webber se impone a Fernando Alonso

Se dice siempre que no sirve como se empieza, sino como se acaba, y esto es perfectamente aplicable a deportes de motor como la Fórmula 1. Hoy domingo, el circuito de Silverstone ha hecho suyo, además, el dicho de que nada puede darse por hecho hasta que no se cruza la línea de meta. El español Fernando Alonso, o mejor dicho, los neumáticos blandos de su monoplaza escogidos para el último tramo de la carrera, no pudieron aguantar al mismo ritmo que los compuestos duros escogidos por el australiano Mark Webber, por lo que a falta de 5 vueltas el asturiano tuvo que conformarse ya con el segundo puesto de la carrera, en favor de un Webber con una estrategia de carrera mucho más acertada.

Lo que torció las cosas al piloto español fue la segunda parada en boxes, momento en el que optó por cambiar sus compuestos duros por los blandos. Táctica contraria tomaron desde el equipo de Red Bull, cambiando a duros. Así, los cinco segundos de supremacía del Ferrari de Alonso sobre el monoplaza de Webber durante las primeras 48 vueltas se convirtieron entonces en tres segundos en contra al final de carrera.

La escudería Ferrari, no obstante, puede sentirse orgullosa ya que en este G.P. de Gran Bretaña ha podido colocar a sus dos pilotos en puestos de cabeza (segundo para Alonso y cuarto para Massa), mientras que los dos pilotos locales, Button (décimo) y Hamilton (octavo), no se lucieron en casa  y parecían meros invitados de una fiesta donde el baile lo marcaban otros.

La próxima cita, dentro de dos semanas, en Alemania.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *